Las enseñanzas y decepciones que dejo Tokio 2020


Las enseñanzas y decepciones que dejo Tokio 2020

10 Agosto, 2021

0

En medio de una pandemia sin igual a las anteriores vividas por la humanidad, el aplazamiento casi definitivo de la justa, las medidas extraordinarias implementadas, récords históricos que fueron batidos, la mayor cantidad de países diversos que alcanzaron medallas, debut satisfactorios y decepcionantes de nuevas disciplinas, arbitraje polémico: de todo nos dejó la cita olímpica retrasada un año.

Indiscutiblemente el país nipón hizo honor a su cultura y creencia: "nunca darse por vencido", y con ese espíritu en mente los organizadores, las autoridades, la ciudad receptora, su alteza imperial y el país anfitrión confabularon para lograr que la justa olímpica se concretará al menos con un año de retraso, no como un punto de reencuentro de la humanidad que vence a la pandemia sino como un encuentro para mostrar al mundo como combatir y prevalecer sobre el virus a pesar de todo.

1.- La extrema burbuja olímpica

En primera instancia hay que destacar las lecciones de bioseguridad estrictas y efectivas que hicieron posible el desarrollo de la justa cuatrienal en el país del sol naciente. Los Juegos se desarrollan bajo un estricto protocolo sanitario anti-contagios que incluye la férrea restricción de movimientos de todos los participantes venidos del extranjero y su constante testeo, lo que ha permitido evitar brotes que pusieran en peligro la competición, todos concentrados en la Villa Olímpica, quienes quebrantaban el aislamiento eran expulsados de los juegos sin contemplación, se desplegó todo un protocolo de desinfección antes, durante y post eventos deportivos en ejecución, se aplicaban test diarios anticovid a todos dentro de la burbuja por igual, se estrenaron medidas de gel antimaterial y cambio de tapabocas seguidos en cada tramo de las competencias, el resultado de bioseguridad fue exitoso: sólo 404 contagios (no todos deportistas), y estos no contagiaron a nadie más, en su mayoría miembros de elevación y personal técnico, muy pocos atletas afectados, unos cuantos se perdieron la justa olímpico el resto pudo recuperar su malestar físico para competir. "Estas medidas han mostrado que es posible mantener la pandemia a raya. Suponen una lección muy valiosa no sólo para Tokio, sino también para el resto del mundo...No hay ninguna evidencia que muestre una conexión entre los Juegos y la evolución de los contagios o el comportamiento de la población japonesa", señalo el presidente del panel de expertos médicos independientes designado por el COI, Brian McCloskey. Esta es la verdadera nueva modalidad a la cual debemos adaptarnos para sobrevivir a la pandemia, reactivar actividades diarias y parar la debacle económica mundial, si nos relajamos en algún aspecto de bioseguridad no solamente no saldremos del aislamiento social, sino que corremos el riesgo de ser eliminados como especie, sino aprendemos de nuestros errores.

2- Respetar y conservar el medio ambiente

En Tokio 2020 se dio relevancia a esto, ya que el Comité Olímpico se comprometió con la Agenda de Desarrollo Sustentable del 2030, “Ser mejores, estar juntos por el planeta y por la gente”, es la iniciativa que promovió Japón para cumplir con su responsabilidad de tener unos Juegos Olímpicos sostenibles y mostrar algunas soluciones: en la casa de relajación, utilizan energía derivada del hidrógeno, una de las alternativas ecológicas más prominentes en estas olimpiadas, así como el uso de vehículos eléctricos que transportan a los equipos a las diferentes sedes, y por primera vez en la historia las medallas olímpicas están hechas de material reciclado, proveniente de equipos electrónicos como celulares donados por los ciudadanos, hasta un 90% de ciudades, pueblos y aldeas japonesas participaron mediante páginas web, a través de las cuales miles donaron dispositivos electrónicos antiguos, adicionalmente, las camas de la villa olímpica así como otro material publicitario y pop fueron hechos no solo con elementos reciclados, sino que ellos mismos serán reciclados después de su uso en la justa paralímpica.

3- La salud mental y emocional

Queda claro que es primordial cuidar la salud mental, y esto implica apostar por una buena calidad de vida más allá de los desafíos propios, el balance emocional cobra mayor relevancia en estos últimos meses de pandemia. Lograr la realización de las olimpiadas demostró que se puede vencer las limitaciones impuestas por el virus a nivel mundial y poder realizar actividades que nos deleitan, en especial el deporte, con adecuada ventilación y en espacios abiertos, por un lado, los atletas vencieron las barreras mentales para mantener una firma física adecuadas (quizás no la óptima), y por el otro la transmisión de ellos juegos revitalizó la esperanza en el mundo entero. Ello refuerza la tesis que ha demostrado que las personas que tienen momentos de esparcimiento en línea manejan un perfil más alto en su balance mental, y con esto se tienen muchas guías y ejemplos de cómo volver a una nueva normalidad supervisada eso sí.

4- La aceptación del otro, con sus diferencias

Esta justa deportiva además nos dejó un mensaje fuerte y claro en cuanto a la inclusión sin discriminación: participaron 163 atletas de la comunidad LGBT+ (la cifra se triplicó en comparación con Río 2016), conocimos a Laurel Hubbard (Nueva Zelanda) que se convirtió en la primera atleta transgénero en halterofilia, y al clavadista británico Thomas Daley (plataforma de 10 metros sincronizado), quien no pudo resumirlo de mejor manera: “Me siento orgulloso de decir que soy gay y también campeón olímpico...Cuando era más joven, pensé que nunca lograría nada por ser quien era”.

5- Los éxitos competitivos y de vida

Un selecto grupo de récords en disciplinas de marca y tiempo, cómo el Atletismo y la Natación, vieron caer su existencia para ser reemplazados por nuevas marcas históricas, eso sí, a mano de representantes atléticos de diversos países y no de una sola potencia deportiva. Un total de 94 diferentes países lograron al menos una medalla, un récord comparado a todas las justas anteriores, destacando entre ellos Turkmenistán, San Marino y Burkina Faso que consiguieron el primer metal de su historia, Filipinas, Catar y Bermuda celebraron sus primeras condecoraciones olímpicas doradas.

El espíritu olímpico fue protagonizado por dos atletas de salto de altura masculino: Gianmarco Tamberi (representante de Italia) y Mutaz Essa Barshim (representante de Quatar), ocurrió durante la final de la prueba en la que terminaron con idénticas marcas de 2.37 metros, e intentaron superar los 2.39 pero sin éxito; el resultado era un empate, los jueces dejaron la decisión en ellos, podían continuar intentando hasta que uno superara al otro, o como ellos lo acordaron, compartir la medalla de oro y el título de campeón olímpico, con lo cual los dos estuvieron felices y satisfechos de haber conseguido sus mejores marcas de la temporada.

La encargada de demostrarnos que la salud está ante todas las cosas fue Simone Biles quien renunció a competir siendo la campeona vigente y favorita a podio, quien renunció para preservar su salud mental.

6- La emoción y una decepción de los deportes debutantes

En Tokio 2020 pensando en los más chicos y la juventud debutaron deportes como: la escalada, el skateboard y el surf que deleitaron a los presentes y a quienes vimos la transmisión de estas competencias, asegurándose un puesto en las próximas olimpiadas; pero todo no fue color de rosa para los deportes debutantes, el último y más decepcionante fue el Karate, sí, tenían esperando 50 años para entrar a la justa del Olimpo, más nunca se aprestaron a cambiar su sistema de competición y combate para ser más "candidatiables" a su ingreso a unas olimpiadas, solo lo hicieron en Tokio 2020 porque Okinawa es la cuna de este arte marcial (deporte nacional de Japón) y los japoneses lo pusieron como condición irrenunciable para aceptar la realización de los juegos Olímpicos en su país; pero pudimos observar las falencias en su sistema de competencia y evaluación, en donde casi no se involucra a la tecnología para hacer más justa la competencia, sigue siendo muy apreciativo, su sistema de Vídeo Replay mostraba una acción en revisión que todos veíamos efectiva y los jueces decidían lo contrario, pero la guinda del pastel fue el desastre en la justa de Kumite: ver a los contendores aplicar técnicas reprimidas en fuerza, potencia y energía porque las reglas no te lo permiten, y realizar combates en una sola posición o una sola guardia de manera monótona y poco efectiva, como si eso no fuera poco en una final por el Oro de +75kg, Tareg Hamedi de Arabia Saudita noqueó a su rival con una potente patada (Sajad Ganjzadeh, Irán), el atleta inocentemente celebró "su victoria" sin saber que terminaría descalificado obteniendo la medalla de plata, ya que por reglamento no se puede dar KO en combates de Karate, así Irán ganaba un Oro Olímpico, la escena más absurda que se pueda recordar en la historia de deportes de combate (que justamente de eso se trata de combatir y superar a tu contrincante); esta escena dantesca termino convenciendo a los incrédulos de que el COI tenía razón al solo permitir el Karate en la justa nipona y excluirlo nuevamente de las siguientes justas, esperamos esta vez sea para siempre.

7- Las mafias arbitrales aún persisten

La única mancha que tuvo la justa olímpica fue el arbitraje de ciertas disciplinas, que a lo largo del tiempo han dado mucho de que, hablar y no es por menos: una vez más el boxeo, la gimnasia rítmica, el voleibol, el béisbol, el fútbol y el básquet decepcionaron con su arbitraje. Y es que se percibió falta de equilibrio entre las faltas que se permitían o sancionaban a unos y a otros que ejecutaban la misma acción no, los puntos, golpes y acciones que se marcaban válidas para unos y para el contrincante no, sin dejar de lado las revisiones Video Replay: algunas nunca se hicieron, otras se hicieron innecesariamente, el resto en su mayoría sancionaban todo lo contrario a lo observado en la repetición. Sólo mencionaré el ejemplo más claro: gimnasia rítmica, en donde si en la ejecución de tu rutina con uno de los elementos dejas caer y pierdes el control de dicho elemento se considera una falta grave y serás penalizado, y si tu oponente no comete dicho error es imposible que ganes al ser penalizado, está vez los jueces fueron contra su propio reglamento con la intención de impedir que Rusia ganará la medalla de oro en la final All Around y preservara así la hegemonía que tenía desde hace 25 años (desde Atlanta 1996), la israelí dejó caer la Cinta en su ejecución y no fue penalizada obteniendo 107.800 puntos en detrimento de la tricampeona mundial Dina Averina con 107.650 puntos; "Mi conciencia está tranquila. Me salí bien en las cuatro presentaciones, sin pérdidas. Creo que, el día de hoy, he ganado. No diré mucho más, pero el arbitraje de hoy fue injusto, me di cuenta de ello inmediatamente. Ya en el primer aparato, bajaron la puntuación, y luego la cosa solo empeoró", dijo Averina entre lágrimas; "Este es un hecho evidente que pasará a la historia al igual que Alexéi Nemov, quien hizo una excelente presentación en la barra (en los JJOO de Atenas 2004). Le dieron un puntaje bajo y la audiencia luego lo aplaudió por 12 minutos. Creo que, si hoy hubiera habido espectadores, hubiese sido la misma historia", afirmó Viner-Usmanova la entrenadora de Dina; "Fue una burla monstruosa... Y solo agregaré una cosa: los desgraciados que iniciaron la guerra rusofóbica contra el deporte no podían permitir esta victoria... Por lo tanto, escupiendo contra el viento, eligieron el fraude frente al mundo entero", declaró María Zajárova, portavoz de la cancillería rusa; "No planeamos cerrar los ojos ante toda esta situación... Ya estamos preparando solicitudes oficiales a la federación internacional... Nos gustaría recibir aclaraciones sobre una serie de cuestiones... Buscaremos un análisis detallado de la situación por parte del comité técnico especializado con respecto al arbitraje en el torneo olímpico finalizado. Haremos todo lo posible para garantizar la transparencia de este proceso y la publicación de sus resultados", dijo el presidente del Comité Olímpico de Rusia (ROC), Stanislav Pozdniakov. Si todo prospera como se espera, se podría dar un cambio en las calificaciones de las puntuaciones finales y hacer el respectivo cambio de medallas según sea el caso (aunque ya no habrá justa olímpica ni ceremonia oficial, sino una entrega de nuevas medallas por Oficinas de la Federación de Gimnasia).


etiquetas: Deportes

Luis Aguero Autor

Exhaustivo

0 COMENTARIOS

COMENTA LA NOTICIA

Tu email no será publicado