Impacto del Covid-19 en las economías de Asia


Impacto del Covid-19 en las economías de Asia

28 Febrero, 2021

0

Las economías de Asia están pasando por una situación muy difícil debido a las consecuencias de la pandemia y donde más se sienten estos es en la demanda agregada, turismo entre otros. Se prevé que el crecimiento económico de la región alcanzará cerca de un 2,2 % inferior a lo planificado: un 5,5%. De esta forma, el PIB asiático en desarrollo excluidas las economías recientemente industrializadas crecerán un 2,4%, o sea, la mitad del 5,7% de lo que se había planificado meses anteriores.

Los historiadores podrían volver la vista hacia 2020 no solo como el año de la pandemia de COVID-19, sino también como el año en el que el liderazgo económico de Asia pasó al primer plano. Aunque todos los países han tenido que lidiar con las repercusiones del virus y han implantado medidas económicas y sanitarias para abordarlas, unas economías asiáticas tan diversas como China, Singapur, Japón y Corea del Sur han demostrado las ventajas de una contención temprana y continua. Hasta ahora, este enfoque ha permitido a muchos países de la región recuperarse con mayor rapidez y sin algunas de las intervenciones a gran escala de las autoridades en Occidente.

Dentro de los países del sureste asiático, Filipinas cayó un -7.3%, Singapur un -6.2% y Tailandia se pronosticó como el país con mayor decrecimiento económico -8%, con una contracción general de la región en 2020 fue de -4.4% y se estima que tenga un crecimiento en 2021 del 5,1%. Se espera que la inflación final en la región asiática sea en el año 2021 de 3,2%, aunque todo va a depender de cómo evolucionen los precios en el transcurso del ejercicio. China fue la única gran economía en crecer, 2,1% en 2020 y 7,7% en 2021, en tanto el otro gigante regional, India, obtuvo una contracción del 9% en 2020 y se estima que tendrá una recuperación del 8% en 2021.

Estos resultados responden parcialmente a las medidas de contención ante la pandemia, que sigue siendo relativamente estricta en el centro, sur y sudeste de Asia, donde se mantienen fuertes brotes, y más relajada en Asia oriental. Un factor para que las economías de Asia resulten relativamente menos golpeadas que las de otras regiones está en su vocación exportadora. Si bien las exportaciones hacia mayo de 2020 habían caído 16%, interanual, se han recuperado en los últimos meses.

La producción en general descendió y también las exportaciones de bienes tradicionales, pero se han compensado parcialmente con más ventas de equipos y suministros médicos y de salud, y de productos electrónicos y artículos para el hogar, cuya demanda ha aumentado durante la pandemia.

La pandemia ha afectado el turismo, la oferta de trabajo, el comercio, la inversión y la producción total de los países llevando a un daño intenso del crecimiento económico. La Oficina de Investigación Macroeconómica de ASEAN+3 (AMRO) estima que la epidemia causada por la Covid-19 redujo el crecimiento económico hasta medio punto porcentual de algunas economías regionales en 2020. (Alonso, 2020).

La Organización Mundial de Turismo, anunció que el sector cayo un 65% durante la primera mitad de 2020, a causa de las restricciones por la pandemia del Covid-19. La crisis es tal que solo en junio del 2020 hubo una reducción del 93 % de los turistas al compararlo con el mismo mes de 2019. Esto se traduce en una pérdida de USD 460.000 millones de dólares, lo que es cinco veces mayor que las pérdidas registradas el mismo sector durante la crisis financiera de 2009. Es de destacar que en 2019, este sector generó (directa e indirectamente) alrededor de 330 millones de empleos en todo el mundo, lo que equivale al 10,3% del empleo total, es decir, uno de cada diez empleos del total mundial. Por cada empleo creado directamente por este sector, se crea casi un empleo y medio adicional de manera indirecta o inducida.

Por su parte, la Coordinación de Actividades Estadísticas (CCSA) previeron una “caída interanual del 9% en la producción mundial y la producción manufacturera, y pronosticaron que el valor del comercio mundial de mercancías caerá casi un 27% en el segundo trimestre de 2020, la mayor caída en los precios mundiales de productos básicos registrados (- 20,4% entre febrero y marzo de 2020)”.

De acuerdo al Caixin General Indice de Gerentes de Compra (PMI) para el mes de febrero 2020, el índice del sector manufacturero cayó a 40,3% como consecuencia del impacto del coronavirus, esta es la primera vez que el número cae por debajo del margen de 50 puntos desde que inició este registro en Abril de 2004. Esto significa que la producción se redujo significativamente durante el mes de febrero, con muchas empresas operando por debajo del 50% de su operación normal.

Diversos medios en China y el extranjero identifican a las economías exportadoras de Asia como los principales afectados por la situación actual, Singapur y Hong Kong principalmente. Sin embargo, la dependencia a las cadenas de proveeduría de China de economías manufactureras en Asia, cayeron también en la producción, afectando así el resultado de las exportaciones de países como Corea, Japón y el sureste de Asia.

De la misma manera, analistas reportan un gran impacto en las ventas al menudeo, principalmente en destinos con oferta duty-free y de alto poder adquisitivo como Corea, Singapur, Japón y Hong Kong. En estas economías, medios reportaron cierres y reducción de horarios de apertura en las principales tiendas departamentales, mientras que las autoridades económicas y desarrolladores anunciaban medidas para mitigar el impacto como subsidios a las rentas y en efectivo.

Sin embargo, las ventas en línea y a través de plataformas de comercio electrónico han incrementado sustancialmente. Por lo tanto, se han creado esquemas de apoyo y subsidio para promover productos de PYMEs y de empleo temporal para personas afectadas por la crisis sanitaria.

Es difícil pronosticar el impacto total que tendrá el brote de coronavirus en la economía de la región de Asia. Sin embargo, es claro que a diferencia del brote de SARS en el año 2003, hoy en día las economías del mundo tienen una mayor interacción con China, y en algunos sectores, son ampliamente dependientes. Esta mayor integración definitivamente afectará el crecimiento económico a nivel global, en donde la recuperación dependerá de la rapidez con la que se controle el brote epidémico.



etiquetas: Economía Covid19

Heiver Jesús Sánchez Autor

0 COMENTARIOS

COMENTA LA NOTICIA

Tu email no será publicado