Oxigenación económica en Australia


Oxigenación económica en Australia

04 Diciembre, 2020

0

La economía mundial continúa en declive debido a los efectos del Covid-19, a pesar de las herramientas de bioseguridad para contener el virus, este no cedió su paso y continuó golpeando a las grandes potencias (EE.UU, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, España, Brasil, India, Japón, entre otros), algunos tomaron oxigeno antes del invierno, sin embargo, el virus mutó y trajo complicaciones severas a los países que trataron de reactivar su economía.

A la Mancomunidad de Australia, liderada por el Liberal Scott Morrison, le ha tocado una tarea bien compleja en los dos primeros trimestres del año 2020, primero, debido a los incendios forestales cuyo impacto económico fue de 70.000 millones de dólares estadounidenses, generando un grave deterioro en el medio ambiente, segundo, la llegada de la pandemia Covid-19, que afecto la estructura económica del país causando un duro impacto en el turismo y el cierre de pequeñas y medianas industrias, tercero, tras varias décadas de crecimiento económico australiano en el segundo trimestre de 2020 se contrajo un 7% a causa del coronavirus.

Con los efectos de la pandemia, la economía australiana tuvo grandes pérdidas, sin embargo, hay que destacar el informe de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) y la Asociación Australiana de Cruceros (ACA), el cual, muestra que se perdieron alrededor de 500 millones dólares australianos (A$) desde marzo, cuando los cruceros dejaron de navegar hasta el mes de julio del presente año. Asimismo, Joel Katz,- Director – Gerente de CLIA Australasia, afirma que “por el impacto del coronavirus para finales de año habrá aumentado a una pérdida masiva de 2 mil millones A$ y dada la pausa en las operaciones durante la temporada alta de cruceros de verano tradicional con otros 3 mil millones de A$ en riesgo en toda la economía si la suspensión del crucero continúa en 2021”. A raíz de la pandemia, el transporte marítimo está sufriendo pérdidas multimillonarias y por lo visto la crisis continuará por un posible rebrote del virus.

Otro efecto negativo han sido los cierres de fronteras y el aumento de las tensiones con la República Popular China, lo cual, ha representado un importante obstáculo para la economía australiana, con un desplome de las exportaciones de 3% en el mes de septiembre, donde se reflejó la reducción de la demanda de productos mineros, turismo y servicios educativos. China a pesar de las circunstancias es el único país del G20 que para finales de 2020 tenga un mayor crecimiento económico ante las demás naciones.

En la economía australiana hay cierto optimismo, ya que, el crecimiento se registró a pesar del confinamiento en septiembre y octubre en el estado de Victoria, que representa alrededor del 25% de la producción económica de la Mancomunidad de Australia.

Hay que considerar que el auge en el gasto de los hogares impulsó la recuperación, ya que la flexibilización de las restricciones de distanciamiento social provocó un importante aumento del 7,9% en el gasto en bienes y servicios en el tercer trimestre. Ciertamente la flexibilización ha dado cierto oxígeno en la economía australiana, a corto plazo en comparación con los países europeos, está mucho mejor ubicada y con una nueva inspiración de seguir adelante económicamente.

A pesar del optimismo hay que destacar que, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), advierte que la tasa de desempleo aumentará al 7,9% en 2021 en comparación con el 6,8% de 2020 y aun se mantendrá en el 7,4% en el 2022.Todo esto es un indicativo de que no será fácil salir de la crisis económica en su totalidad en el año 2021 y más aún con el fenómeno de la disputa geopolítica comercial con China, a menos que el nuevo presidente de los EE.UU. Joe Biden, sea intermediario en pro de recomponer las relaciones diplomáticas entre ambos países. Por otro lado, a pesar de las medidas de bioseguridad ante el Covid-19, de no existir la confirmación de una vacuna a mediados del 2021, este país podría ser vulnerable a un rebrote del virus, lo cual, socavaría su economía, profundizaría la crisis del sector Turismo, Transporte Marítimo y pequeñas empresas, y traería como consecuencia el aumento de desempleo y la desigualdad social.


etiquetas: Economía

Marvin Mijares Autor

Objetividad



0 COMENTARIOS

COMENTA LA NOTICIA

Tu email no será publicado