Según Bloomberg sanciones al petróleo ruso por Europa sería un suicidio económico


Según Bloomberg sanciones al petróleo ruso por Europa sería un suicidio económico

10 Mayo, 2022

0

La propuesta por parte de la Unión Europea (UE) de sancionar al petróleo de origen ruso, así como la prohibición de la prestación del servicio de seguro al petróleo siberiano tiene que ser realista, según Julian Lee, analista energético de la cadena estadounidense Bloomberg, reducir a cero la comercialización del crudo ruso es posible, ni deseable para la economía europea.

Además, Lee resaltó las preocupaciones de miembros de la UE como Hungría, Eslovaquia y Croacia; que podrían ser los más afectados por dicha medida draconiana contra el petróleo ruso y por tal sentido, deben ser escuchadas sus preocupaciones.

También recordó que por dichos países pasa el tramo del oleoducto Druzhba, por el que es transportado el crudo ruso para Europa. Además, por estos países se encuentran refinerías diseñadas para trabajar con el crudo proveniente de Rusia. Por tal razón, el hecho de que esta infraestructura refinadora ya no cuente con el petróleo ruso les ocasionaría grandes problemas.

Para Lee el crudo proveniente de los Urals pudiera conseguirse con la combinación de otros crudos provenientes de varios lugares, pero con la consecuencia de ser mucho más costoso, “no es que las refinerías de Hungría, Eslovaquia y Croacia no puedan, sino que no podrán hacerlo con la misma eficacia o rentabilidad”, agregó.

Asimismo, el analista energético mencionó las estadísticas de las cantidades suministradas a estos 3 países, que si bien no son muy grandes tampoco se podrían considerar pequeñas y menos para el tamaño de dichas economías.

Según datos de la empresa rusa de oleoductos Transneft se suministraron aproximadamente 240.000 barriles diarios a estos países durante el 2021. Que representa un 10% de las exportaciones de crudo de Transneft a países europeos durante el año pasado señaló Lee, pero esto representa menos del 7% de las exportaciones energéticas a países más allá de las antiguas fronteras de la URSS.

Por otro lado, en el renglón de productos refinados es muy diferente y cada país europeo tendrán que buscar alternativas a los suministros rudos de dichos productos.

Estos productos refinados pueden ser sustituidos con una mayor facilidad teniendo a las refinerías del Medio Oriente como posibles proveedores, la UE tiene normas específicas para la refinación dentro de su territorio.

Sin embargo, existe otra interrogante que es si considerar como ruso el gasóleo que se produce en las refinerías de la India, pero con materia prima rusa.

Al respecto, Ben van Beurden, director general de Shell, señaló que en el mundo no se cuenta con un sistema que logre determinar el origen “si esa molécula en particular se originó en una formación geológica en Rusia”, si dicho producto es tratado la misma se puede considerar que ha perdido o ha cambiado su origen. Es decir, que el gasóleo exportado de una refinería de la India que, aunque procesa petróleo ruso, después de su tratamiento es considerado indio.

De igual modo, mencionó que podría ver otro enfoque de sancionar los productos de las refinerías que trabajan con petróleo ruso. Pero todo esto tiene sus problemas ya que “en un mercado mundial en el que la oferta ya es escasa, sobre todo en el caso del gasóleo, eso sería un suicidio económico”.

Tras conocer estos detalles técnicos de especialistas en la materia, podemos deducir que todas estas acciones son de carácter político y que desconocen las consecuencias económicas y por ende, con efectos directamente a la sociedad misma, mostrando una estupidez política impresionante.

En tal sentido, desde hace mucho tiempo se ha hablado de la miopía de los líderes europeos que muestran mucha sumisión a la política exterior estadounidense, no importándoles las consecuencias contra sus propios intereses.

Es evidente que toda esta situación parece una nueva guerra fría entre EE.UU. y Rusia, pero con el escenario de Europa, desde el punto de vista económico para Washington es de gran conveniencia que Europa deje de comprar petróleo ruso para que ellos sean los que suministren estos productos energéticos, pero con la particularidad de ser mucho más costosos.

Por su parte, Moscú tiene más opciones para vender lo que Europa deje de comprar, teniendo a China y a la India como sus principales compradores, además, la posición de Rusia de obligar a comprar en rublos a hecho que la moneda rusa de revalorice en comparación al dólar y al euro.

¿Y tú qué opinas?


etiquetas: Geopolítica

Juan Carlos Briceño Autor

Objetividad

0 COMENTARIOS

COMENTA LA NOTICIA

Tu email no será publicado